INNERSCHWEIZER GESICHTER

enero 27, 2022

..que significa algo así como “Rostros del interior de Suiza”, es el título del libro del fotógrafo suizo Melchior Imboden publicado en 2011, en el que se incluye una colección de 150 retratos de diversos personales de la zona interior de Suiza y que, en algunas de sus páginas, recuerda el sabor de la célebre obra de August Sander. Aunque quizá comparte con la obra del alemán una misma ambición tipológica, la definición formal del suizo solo alcanza una altura similar en una decena de retratos en los que se atisba la influencia del maestro de Colonia. En el libro, los retratos se reúnen bajo estereotipos muy definidos (ancianos, retratos rurales, mujeres jóvenes, niños y niñas, frikis, personajes con perro, intelectuales, etc…), estructurando el contenido en secciones aisladas sin posibilidad de trazar un hilo narrativo. Sin embargo, analizar cualquier colección de retratos a la sombra de la obra de Sander conduce inevitablemente a una interpretación reduccionista, que excluye muchas otras aproximaciones al género.

Tengo que admitir que la crítica anterior está contaminada por el mismo positivismo que inspiró la misma obra de Sander, quien pretendió establecer un sistema estructurado y circular en el que se representase el sistema jerárquico de la sociedad de su tiempo. El aliento de la obra de Imboden es más bien de carácter humanista, una aproximación mas amable en la que, tomandose algunas licencias estéticas, parece desafiar el formalismo. Como sugiere uno de los textos que acompañan al libro, quizá las influencias e inspiración haya que buscarlas en aquella exposición colectiva de 1955 “The Family of Man” -tampoco exenta de furibundas críticas- en la que se celebraban las bondades de la humanidad. En estos rostros de “interior” asoman caras sonrientes, hay algunas disonancias formales y quizá algunas posados al más puro estilo photobook desequilibran el conjunto si lo pretendemos leer desde la perspectiva de la “Fotografía contemporánea”. No obstante, todas estas cuestiones tienen que ponerse en el contexto de la intención del autor y las expectativas de su audiencia de la obra, entendiendo que ambos son condición suficiente para legitimar una obra que nace con la pretensión de celebrar la diversidad humana de un tiempo y lugar. Podeis ver el libro completo en versión digital: